Johana Castro, estudiante colombiana que reside en Posadas, pidió que no se estigmatice a los integrantes de su comunidad por el accionar de los prestamistas ilegales de esa nacionalidad que están operando en Misiones. «No todos nos dedicamos a eso. Somos más los que nos dedicamos a trabajar y a tratar de progresar», indicó en declaraciones a Radio Libertad.
La joven contó que su esposo se dedica a la venta de muebles, como tantos otros compatriotas que residen en la Tierra Colorada, y que sabe de coterráneos que prestan dinero, pero que sos billetes son de origen lícito, remarcó.
«Para muchos los colombianos somos Pablo Escobar, somos narcotráfico, somos cocaína y ahora también somos guerrilleros», se quejó Johana.