El conflicto se había generado en el mes de julio a raíz del despido de algunos trabajadores y por diferentes irregularidades en el ámbito laboral, lo que derivó en la intervención del Sindicato de Tareferos que asesoró a los trabajadores sobre los derechos establecidos en las leyes vigentes y las alternativas sobre la continuidad de las medidas de protesta. Luego, el 17 de julio en el Ministerio de Trabajo se acordó la reincorporación de los trabajadores despedidos y la mejora en las condiciones laborales que reclamaban los trabajadores.

El pasado martes, se realizó la última audiencia en la sede Oberá del Ministerio de Trabajo donde los patrones no asistieron a la audiencia y los representantes del SITAJA iban a plantear el incumplimiento total de lo acordado con anterioridad. «Misioneros SRL nunca reincorporó a los trabajadores como se había comprometido y además, decidió el despido de la totalidad de los trabajadores del secadero, por lo que decidimos realizar nuevamente la toma hasta que nos den una respuesta» dijo Antenor Alvez, Secretario General del SITAJA.