Ante el desastre que provocaron en las plantaciones con las topadoras, intentando abrir calles en esos terrenos, los vecinos no sólo radicaron una denuncia penal, acompañados por el diputado electo, Martín Sereno (Partido Agrario y Social), sino que también algunos se instalaron en carpas, y otros comenzaron a levantar casitas precarias.

A raíz de este panorama, los concejales Darío Araujo, Cármen Bareiro y Ramón Reyes resolvieron conformar una comisión investigadora sobre el tema, especialmente porque el intendente entregó con su firma, unos papeles con membrete del municipio a algunos pobladores durante la campaña, prometiéndoles las tierras en las que estaban las plantaciones de las 73 familias, alegando que la empresa Arauco las había donado al municipio. Sin embargo, el cuerpo deliberativo no recibió ninguna documentación al respecto, cuando debería haber pasado por el Concejo, si realmente hubo una donación.

Amedrentar y retener a los vecinos

El Concejo citó dos veces al intendente Ferreira y éste no concurrió, y en la tercera ocasión, la sesión tuvo que ser a puertas cerradas porque apareció un grupo de empleados municipales que intentó amedrentar a los concejales, y a la gente que estaba reclamando por las tierras, quienes estuvieron más de tres horas retenidos.

Después de ese episodio hicieron una denuncia penal contra el intendente Ferreira y los empleados municipales porque los privaron de su libertad ilegítimamente. «Incluso en esa situación, estuvo una señora con un chico discapacitado que quedó con secuelas psicológicas porque los amenazaron, los esperaron a la salida con piedras y con palos, les gritaban que los iban a matar a garrotazos y tuvieron que salir custodiados por la policía», explicó uno de los vecinos.

La situación es ilegal por donde se la mire

«La denuncia penal es otro de los elementos que maneja el Consejo que prosigue con este proceso en la comisión investigadora. Encontramos los papelitos, una especie de permisos de ocupación truchos que otorgó el intendente (Luis Ferreira) con su firma y el logo municipal, donde se lee claramente la maniobra ilegal, ya que comete un delito diciéndole a las familias necesitadas que les dará terrenos que no son suyos», señaló el diputado electo, Martín Sereno (PAyS), quien está acompañando a las familias.

Explicó que las máquinas que abrieron los caminos arrasando con las plantaciones, pertenecen a la empresa privada del intendente, «por lo cual también tiene que dar cuentas porque estuvo personal municipal, e inclusive su hijo manejando la máquina que arrasó las plantaciones, mientras abría calles donde la gente había plantado. Además, el abogado Gustavo Bossio, que se está ocupando del tema, sugirió que se haga una demanda colectiva por daños y perjuicios», planteó el legislador.

Denuncias penales contra el intendente

Al recorrer el predio de las plantaciones, se puede ver a un grupo de familias, que ante la posibilidad de que le saquen su plantación, levantó por lo menos 30 precarias casitas, y algunos se instalaron en carpas hasta poder construir sus viviendas, porque no quieren perder el lugar que los ayuda a subsistir desde hace 10 o 12 años.
El diputado del PAyS sostuvo que hay dos denuncias penales: «una por el atropello y la destrucción de las plantaciones donde están identificados, inclusive trabajadores municipales y de la empresa privada del intendente, y la otra por privación de la libertad cuando estuvieron como rehenes, y por las amenazas en el Concejo Deliberante, y posiblemente, la demanda civil por daños y perjuicios».

Tenemos que valorar la función social de la tierra

Martín Sereno advirtió sobre la necesidad de crear el Instituto de Tierras para brindar una solución a los problemas de tenencia de tierras que hay en la provincia. «Volvemos a destacar el valor social, la función social de la tierra, y también creemos que es importante conformar cooperativas -pero con ese verdadero espíritu- para la producción de alimentos, y también cooperativas de trabajo para generar empleo genuino que está faltando en los pueblos de la provincia y también en las grandes ciudades».
Destacó el papel del Concejo Deliberante de Libertad que está actuando como corresponde, y de manera imparcial. «No sólo reclamando los hechos, y por eso conformaron esa comisión investigadora. Tuvieron que hacer una sesión a puertas cerradas, para que se presente el intendente Luis Ferreira, con su asesor legal y un escrito negando todos los hechos que son de conocimiento público, de los cuales hay muchos testigos; inclusive cuando las máquinas intrusaron el lugar, las mujeres y los niños se pararon frente a la topadora para que no siga arrasando con las plantaciones que les dan de comer», afirmó.

El Concejo está actuando como corresponde
El diputado provincial reiteró que el Concejo Deliberante «tomó las denuncias de los vecinos y lleva un proceso de investigación. Esperemos que la Justicia actué justamente, que no cajonee ni duerma los expedientes y denuncias, sino que investigue, clarifique y aplique las penas que correspondan. Seguramente si la Justicia actúa pronto, los ediles de Puerto Libertad tendrán más elementos para llevar adelante el proceso de juicio que amerita los hechos provocados por el intendente».
Opinó que «lamentablemente este tipo de episodios se repiten en la provincia, con intendentes acostumbrados a un gran nivel de impunidad, que engañan, mienten, atropellan y delinquen abusando de la necesidad de la gente».
Sereno agregó que «muchas veces lo hacen con el desconocimiento de sus derechos, y si el Partido Agrario y Social no hubiera intervenido en este caso, acompañando a la gente, buscando la asesoría legal, y difundiendo lo que está pasando-, quizás Ferreira se hubiera salido con la suya».

Las familias reconocen sus derechos

Los concejales siguen recabando elementos para aportar a la comisión investigadora y se lleve a juicio político al intendente. «Cometió un delito, a pesar de que niegue que él haya entregado la nota, y que la firma sea suya. Esto abre una ventana de discusión legal porque Ferreira niega lo que hizo. Creemos que podemos reunir los elementos necesarios para su destitución. La asesoría legal se está encargando de eso, y la gente entendió y reconoció cuáles son sus derechos, y va a pelear para sostener su lugar de plantación porque es lo que les da de comer».

En Libertad «no se fomentó la generación de empleo, y a pesar de vivir en la zona urbana, las familias pudieron encontrar un espacio de tierra donde por lo menos poder producir alimentos».
El diputado sostuvo que esto ocurre porque «no hubo una planificación urbana, ni un proceso regular de tierras. Hay un desprecio total por parte del intendente Ferreira por las necesidades básicas de los habitantes de Libertad, y la conclusión a la que llegamos es que él hizo esta artimaña política un mes antes de la campaña con el fin de ganar el favor de muchos electores y mantenerse en la intendencia. Se nota claramente que no hay una voluntad de dar solución a la problemática, sino que lo hizo con la intención de ganar el voto de la gente de esa manera lamentablemente».

Falta de viviendas y de empleo

En Libertad también hay escasez de viviendas, hay muchos matrimonios jóvenes con hijos que viven en la casa de sus padres por la falta de tierra que se vive en el municipio.
«Entonces muchos decidieron ante -la posibilidad de perder lo único que tienen y de lo que se ocupan hace más de diez años- construir precarias casitas e instalarse para proteger lo suyo, lo propio, lo único que tienen. Ahora están tratando precariamente bajar la luz porque al vivir ahí, necesitan tener garantizada la luz eléctrica y provisión de agua».

Celebró que no tengan miedo de enfrentar al poder político de turno a través de la Justicia. «Y tampoco le temen a la pelea política para defender lo que les corresponde, para garantizar los derechos,a su tierra, su comida, su alimento y su posibilidad de subsistencia», resaltó Martín Sereno.