Una vez finalizada la tarea de saneamiento, el Laboratorio de Bromatología realizo los análisis de la muestra de agua extraída del tanque, para verificar las condiciones de potabilidad después del tratamiento.

Posteriormente a la tarea de limpieza del tanque comunitario se dio una charla de capacitación a los vecinos sobre la necesidad del cuidado de la calidad del agua para consumo y el uso responsable del recurso, además de las instrucciones para el saneamiento de los contenedores de agua.