En lo que fue la segunda marcha consecutiva en rechazo al «tarifazo» aplicado por Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (Emsa), tras la multitudinaria y polémica protesta del lunes por la noche, unos 300 ciudadanos se movilizaron este martes en el microcentro posadeño para continuar con la protesta por tamaño atropello al bolsillo de los misioneros.

Los manifestantes de este martes pidieron la renuncia del ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, repudiando la oferta oficial de la Provincia de pagar en cuotas la boleta de febrero. Una forma enmascarada de aceptar el tarifazo.

La próxima manifestación será el lunes, unificando a todos los grupos autoconvocados que mantienen su lucha contra el descontrol en la prestataria eléctrica, que hasta ahora no ofreció una solución a los usuarios.