En tierras mexicanas River controló a Tigres y logró un empate importante de cara a la revancha. Los dirigidos por Gallardo tuvieron un buen partido en defensa ante un elenco local que no supo aprovechar las chances que tuvo.

River salió a jugar el partido apretando al rival, y el gol estuvo cerca, pero Mercado no pudo definir lo que pudo ser una chance clara para los visitantes. Tigres en tanto, aprovechó el costado custodiado por Vangioni para lastimar al rival.

En un desborde, Arévalo Ríos lanzó un centro que rebotó en un defensor de River y dio en el travesaño. Enseguida ocurrió una jugada similar y el envío de Damm cayó en el corazón del área, cabeceó Rafael Sóbi y la pelota le cayó en las manos a Barovero.

En el segundo tiempo, River salió con un esquema táctico más conservador. Tigres, aprovechando el retroceso del rival, acorraló a los dirigidos por Gallardo que tuvieron la suerte de tener a un Barovero inspirado quien tapó varias pelotas. Los últimos minutos fueron un sufrimiento para los «Millonarios» por el asedio de los mexicanos, pero finalmente el gol no llegó.

El partido terminó en empate, dejando un buen sabor de boca para el equipo argentino. El próximo martes será la revancha en el Monumental, y allí River buscará obtener su tercer Copa Libertadores.