Durante casi seis horas, más de 10.000 personas disfrutaron este viernes, en San Javier, de un espectáculo organizado por el IPLyC SE y el Gobierno de Misiones, que llegó por primera vez a esta localidad del Alto Uruguay.

En el marco de la serie de recitales que se llevan adelante en diferentes localidades de la provincia, y que en este año ya lleva cuatro ediciones de las 24 que tiene en total el festival, continúa a paso firme la política de acercar la cultura a la gente de los diferentes puntos de Misiones, de manera libre y gratuita. El movimiento que se comenzó a registrar en el estadio del polideportivo «Juan Domingo Perón» al promediar la semana generó muchas expectativas en la comunidad de «La Dulce», pero ayer se acrecentó notablemente con la llegada de público de comunas vecinas, que hacían notar su presencia cada vez que eran mencionados por los artistas. Como sucede en cada uno de estos encuentros, las bandas locales hicieron un trabajo impecable.

Pero las ovaciones estallaron con el ingreso de San Marino, que por quinta vez formó parte de este festival, el más convocante de la región, y que tras esta serie de presentaciones, se ganó el corazón de los misioneros, en particular de los residentes en zonas limítrofes con Brasil. Tras interpretar más de 20 temas, se despidieron, no sin antes formular la invitación para un nuevo MxT que el 18 de septiembre se realizará en la localidad de Andresito, edición de la que ellos serán partícipes.

Finalmente fue el turno de Industria Musical que apenas comenzó a sonar, marcó la diferencia. La imponente voz de los vocalistas Loiara y Valdio dejó boquiabiertos a muchos de los espectadores que no conocían la trayectoria de esta banda que hace 13 años nació en la localidad de Cerro Largo, estado de Rio Grande do Sul, a poco más de 60 kilómetros de la frontera. «Fue maravilloso estar aquí porque Argentina tiene esas ganas. El calor humano que se siente es una locura», señaló Loiara, una rubia de envidiable figura, que conquistó a los presentes con su calidez y su gracia, además de los matices en su interpretación.

«Personalmente amo a la Argentina», dijo. En una noche de gran cartelera artística, los locales La Barba Joven, Los Clásicos, JJD y Matías Macaya fueron muy celebrados por el público que acompañó cada una de sus canciones quienes brindaron una variedad de estilos musicales.

Muchos de los presentes acercaron sus donaciones de alimentos no perecederos que serán entregados a los que menos tienen y de esta manera, además de haber asistido a una noche de gran show y diversidad de artistas locales, donde se rescató el verdadero espíritu de la fiesta popular, la gente pudo expresar su solidaridad.