La tarea se cumplirá en tres etapas y es realizada por personal penitenciario especializado en la materia, capacitado para tal fin, con el objetivo de proteger a la población Penal y al personal penitenciario.

Cabe señalar que ante casos en que la población penal llegue a contraer alguna enfermedad, la totalidad de los mismos cuentan con plan de contención, ya que oportunamente se han firmado convenios con las autoridades de Salud en el marco de los Programas REMEDIAR y SUMAR.