Sin embargo, como en otras ciudades, en Misiones genera fuertes resistencias. Los dos principales referentes sindicales de los taxistas misioneros, Sandra Barrios, titular del Sindicato Ášnico de Taxis y Remises de Misiones y Alfredo Gamarra, secretario general del Sindicato de Peones de Taxis de Misiones, coincidieron en un rotundo rechazo a la posible llegada a la provincia de Uber, un sistema que utiliza una aplicación de celulares para conectar a clientes con choferes particulares.

El enojo de los gremialistas radica en que Uber permitiría que choferes sin licencia profesional, con vehículos particulares que no están habilitados como taxis, puedan prestar un servicio casi idéntico al que brindan taxistas y remiseros. Argumentan que si se permitiera operar a este sistema, la actividad quedaría completamente desregulada, ya que prácticamente cualquiera con un auto podría convertirse en chofer.

Para los trabajadores del volante, la llegada de Uber implicaría además una competencia desleal, ya que el cumplimiento de las normas que rigen para el sector implica para los taxistas, importantes desembolsos de dinero, en ese sentido destacaron que el valor de las licencias es incluso mayor que el de los vehículos.
Argumentan además, que no sería seguro para los clientes, dado que prácticamente cualquiera puede convertirse en chofer en Uber. «No es muy bueno para los clientes. No lo vamos a aceptar en Misiones», adelantó Sandra Barrios.
Por su parte, Gamarra remarcó que en caso de accidente, el cliente de Uber no tendría ninguna cobertura, porque solo se exige un seguro estándar.
Consideró también que el nuevo sistema afectaría la fuente laboral de los taxistas. Anticipó que el próximo 20 de abril se realizará una protesta nacional en contra de Uber y que los taxistas misioneros se harán sentir, especialmente en Posadas.

¿Qué es Uber?

Uber es una aplicación digital para descargar en celulares que conecta a personas que quieran viajar a algún destino con conductores particulares que se ofrezcan a llevarlos. El usuario debe descargar la aplicación, registrarse, indicar dónde está, dónde quiere ir y esperar por el vehículo.

El servicio aprovecha las funciones de geolocalización, conectividad y GPS del teléfono móvil para lograr la conexión entre pasajeros. Al indicar el punto de partida y llegada, el pasajero puede conocer el costo estimado y, si decide tomar el viaje, el sistema le asigna el chofer más cercano.

Uber fue creado en 2009 y ya funciona en localidades de Estados Unidos, Europa, Medio Oriente y América Latina. En algunas ciudades, como París y Montevideo, el servicio enfrentó la resistencia de los sindicatos de taxistas, que lo consideran competencia desleal.

JRC EP